Discussion:
Es hora de hacer lo mismo que Chávez.
(demasiado antiguo para responder)
Viejo Vizcacha
2011-08-18 20:25:47 UTC
Permalink
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html


VV
Pedro Pablo T.
2011-08-18 20:29:20 UTC
Permalink
"Viejo Vizcacha" escribió en el mensaje de
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
Ese dictador bananero solo puede ser referentes para ignorantes. Lo que haga
o no, da exactamente lo mismo.
Viejo Vizcacha
2011-08-18 20:48:35 UTC
Permalink
Post by Pedro Pablo T.
"Viejo Vizcacha" escribió en el mensaje de
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
Ese dictador bananero solo puede ser referentes para ignorantes. Lo que
haga o no, da exactamente lo mismo.
Busca una servilleta de papel, y pásatela por la comisura derecha de tus
labios, donde te ha quedado un poco de caquita, de tanto besar culos
gringos.


VV
ljsprojects
2011-08-18 22:19:19 UTC
Permalink
Post by Viejo Vizcacha
Post by Pedro Pablo T.
"Viejo Vizcacha" escribió en el mensaje de
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
Ese dictador bananero solo puede ser referentes para ignorantes. Lo que
haga o no, da exactamente lo mismo.
Busca una servilleta de papel, y pásatela por la comisura derecha de tus
labios, donde te ha quedado un poco de caquita, de tanto besar culos
gringos.
VV
Crees que tambien es homosexual? Es muy posible, todos estan cortados
por la misma tijera.

T.Schmidt
Pedro Pablo T.
2011-08-19 01:35:49 UTC
Permalink
"Viejo Vizcacha" escribió en el mensaje de
Post by Viejo Vizcacha
Busca una servilleta de papel, y pásatela por la comisura derecha de tus
labios, donde te ha quedado un poco de caquita, de tanto besar culos
gringos.
Deja que me ría un rato, porque esa basura marxistoide (y, además, esa
basura Leninista de la "teoría de la dependencia" está bien para retardados
mentales) fracasó en el mundo, tus estupideces representan a no más del 3%
de los votantes.
ljsprojects
2011-08-18 22:17:59 UTC
Permalink
On Aug 18, 2:29 pm, "Pedro Pablo T."
Post by Pedro Pablo T.
"Viejo Vizcacha"  escribi en el mensaje de
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
Ese dictador bananero solo puede ser referentes para ignorantes. Lo que haga
o no, da exactamente lo mismo.
Tu como que vives en una cueva.
Gathaffi esta formando una moneda africana, basada en oro, lo cual
eliminaria la importancia del dolar. Esa es la razon por la cual OTAN
esta bombardeando a Libia.
Investiga un poco, recuerda que lo mas importante es lo que los medios
callan.
Si no sabes la verdad es como tener un virus en la computadora.
Chavez se esta preparando para la eliminacion definitiva del dolar.

Sin conocerte puedo decir que crees en Dios, en el Pecado Original y
en la vida despues de la muerte.

T.Schmidt
observador
2011-08-18 23:00:45 UTC
Permalink
Asi las ratas que estan viendo que el barco se esta hundiendo, pueden
robar todo el tersoro Venezolano....jejejejej Saven algo, A mi me
encanta, para que el pueblo venezolano se joda por elegir a simeo
chavez jejejejeje.......Bueno que le pase, los mas jodidos que se
veran seran "los pobres", que respaldaron a chavez...jejejjejeje...
Si jodidos estavan los pobres, requete jodidos es que se veran
jejejejejejje....y yo gozando
Post by ljsprojects
On Aug 18, 2:29 pm, "Pedro Pablo T."
Post by Pedro Pablo T.
"Viejo Vizcacha"  escribi en el mensaje de
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
Ese dictador bananero solo puede ser referentes para ignorantes. Lo que haga
o no, da exactamente lo mismo.
Tu como que vives en una cueva.
Gathaffi esta formando una moneda africana, basada en oro, lo cual
eliminaria la importancia del dolar. Esa es la razon por la cual OTAN
esta bombardeando a Libia.
Investiga un poco, recuerda que lo mas importante es lo que los medios
callan.
Si no sabes la verdad es como tener un virus en la computadora.
Chavez se esta preparando para la eliminacion definitiva del dolar.
Sin conocerte puedo decir que crees en Dios, en el Pecado Original y
en la vida despues de la muerte.
T.Schmidt
TORREBLANCA®
2011-08-18 23:18:44 UTC
Permalink
Post by observador
Asi las ratas que estan viendo que el barco se esta hundiendo, pueden
robar todo el tersoro Venezolano....jejejejej Saven algo, A mi me
encanta, para que el pueblo venezolano se joda por elegir a simeo
chavez jejejejeje.......
recuerda observador que ellos no lo eligen, el bestia usa los recursos
del estado para perpetuarse. recuerda como elimina, encarcela, fusila,
destierra y se deshace por las buenas o por las malas a los opositores
que puedan tener brillo. igual hacia en Rep Dom el tirano Rafael
leonidas Trujillo Molina en sus tiempos.

Bueno que le pase, los mas jodidos que se
Post by observador
veran seran "los pobres", que respaldaron a chavez...jejejjejeje...
Si jodidos estavan los pobres, requete jodidos es que se veran
jejejejejejje....y yo gozando
Post by ljsprojects
On Aug 18, 2:29 pm, "Pedro Pablo T."
Post by Pedro Pablo T.
"Viejo Vizcacha"  escribi en el mensaje de
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
Ese dictador bananero solo puede ser referentes para ignorantes. Lo que haga
o no, da exactamente lo mismo.
Tu como que vives en una cueva.
Gathaffi esta formando una moneda africana, basada en oro, lo cual
eliminaria la importancia del dolar. Esa es la razon por la cual OTAN
esta bombardeando a Libia.
Investiga un poco, recuerda que lo mas importante es lo que los medios
callan.
Si no sabes la verdad es como tener un virus en la computadora.
Chavez se esta preparando para la eliminacion definitiva del dolar.
Sin conocerte puedo decir que crees en Dios, en el Pecado Original y
en la vida despues de la muerte.
T.Schmidt
Pedro Pablo T.
2011-08-19 01:37:33 UTC
Permalink
"ljsprojects" escribió en el mensaje de
Post by ljsprojects
Tu como que vives en una cueva.
Gathaffi esta formando una moneda africana, basada en oro, lo cual
eliminaria la importancia del dolar. Esa es la razon por la cual OTAN
esta bombardeando a Libia.
Investiga un poco, recuerda que lo mas importante es lo que los medios
Post by ljsprojects
callan.
Si no sabes la verdad es como tener un virus en la computadora.
Chavez se esta preparando para la eliminacion definitiva del dolar.
Sin conocerte puedo decir que crees en Dios, en el Pecado Original y
en la vida despues de la muerte.
Chavez es solo un dictador bananera que a base de tarados como tú se quiere
eternizar en el cargo, pero cuando hables algo coherente conversamos.
RLunfa
2011-08-19 01:53:11 UTC
Permalink
"ljsprojects" escribió en el mensaje de
Post by ljsprojects
Tu como que vives en una cueva.
Gathaffi esta formando una moneda africana, basada en oro, lo cual
eliminaria la importancia del dolar. Esa es la razon por la cual OTAN
esta bombardeando a Libia.
Investiga un poco, recuerda que lo mas importante es lo que los medios
Post by ljsprojects
callan.
Si no sabes la verdad es como tener un virus en la computadora.
Chavez se esta preparando para la eliminacion definitiva del dolar.
Sin conocerte puedo decir que crees en Dios, en el Pecado Original y
en la vida despues de la muerte.
Chavez es solo un dictador bananera que a base de tarados como tú se
quiere eternizar en el cargo, pero cuando hables algo coherente
conversamos.
La condición de Chávez - que no es la de dictador - no es lo que está en
discusión sino la nacionalización de los recursos, comenzando por el oro.

No le diga ¨tarado¨ a don TS, persona de respeto, sorete mal cagado, que
me molesta.

RLunfa
Pedro Pablo T.
2011-08-19 02:26:12 UTC
Permalink
Post by RLunfa
La condición de Chávez - que no es la de dictador - no es lo que está en
discusión sino la nacionalización de los recursos, comenzando por el oro.
Un tipo que se quiere eternizar en el poder, en el idioma se Cervantes se le
llama un "dictador bananero". Más aún que tiene en la ruina a su país, no
está demás recordar que el país de los Venecuas era hace 20 años uno de lo
países más prósperos de Latinoamérica.
RLunfa
2011-08-19 02:39:25 UTC
Permalink
Post by Pedro Pablo T.
Post by RLunfa
La condición de Chávez - que no es la de dictador - no es lo que está
en discusión sino la nacionalización de los recursos, comenzando por
el oro.
Un tipo que se quiere eternizar en el poder, en el idioma se Cervantes
se le llama un "dictador bananero". Más aún que tiene en la ruina a su
país, no está demás recordar que el país de los Venecuas era hace 20
años uno de lo países más prósperos de Latinoamérica.
Chile debe nacionalizar el cobre.

RLunfa
Pedro Pablo T.
2011-08-19 03:54:09 UTC
Permalink
Post by RLunfa
Chile debe nacionalizar el cobre.
Solo los idiotas de los comunachos dicen eso, pero no se puede: Chile firmó
contratos de inversión con las empresas y además hay tratados
internacionales que Chile se comprometió cumplir. Por lo demás, no tenemos
los recursos y la capacidad para explotar esos yacimientos.
RLunfa
2011-08-19 05:11:37 UTC
Permalink
Post by Pedro Pablo T.
Post by RLunfa
Chile debe nacionalizar el cobre.
Solo los idiotas de los comunachos dicen eso, pero no se puede: Chile
firmó contratos de inversión con las empresas y además hay tratados
internacionales que Chile se comprometió cumplir.
Boludeces.
Si las condiciones originales cambian, los contratos y los tratados también.
Si así lo quiere puede ser tonto, pero, por favor, séalo en dosis
homeopáticas.

Por lo demás, no
Post by Pedro Pablo T.
tenemos los recursos y la capacidad para explotar esos yacimientos.
Esto es falso.
Chile tiene los recursos financieros, técnicos y humanos para la
explotación y la exportación con alto valor agregado.

Que no lo quieran hacer es otra cosa.

RLunfa
Pedro Pablo T.
2011-08-19 05:59:22 UTC
Permalink
Post by RLunfa
Boludeces.
Si las condiciones originales cambian, los contratos y los tratados también.
Si así lo quiere puede ser tonto, pero, por favor, séalo en dosis
homeopáticas.
Para que hablar con idiotas que ni siquiera tienen la abstracción para
comprender que existe el derecho y que, además, Chile depende de la
inversión externa para crecer.
RLunfa
2011-08-19 07:53:16 UTC
Permalink
Post by Pedro Pablo T.
Post by RLunfa
Boludeces.
Si las condiciones originales cambian, los contratos y los tratados también.
Si así lo quiere puede ser tonto, pero, por favor, séalo en dosis
homeopáticas.
Para que hablar con idiotas que ni siquiera tienen la abstracción para
comprender que existe el derecho y que, además, Chile depende de la
inversión externa para crecer.
Ahora estoy pensando que para qué responderle ya que considera que
existen países que no dependen de la inversión (sea interna o externa es
lo mismo)

Es la segunda vez que me tilda de idiota pero el idiota es usted, puesto
que desconoce el mecanismo de la estrategia del principal recurso chileno.

RLunfa
Tonico
2011-08-19 08:47:31 UTC
Permalink
On Aug 19, 8:59 am, "Pedro Pablo T."
Post by Pedro Pablo T.
Post by RLunfa
Boludeces.
Si las condiciones originales cambian, los contratos y los tratados también.
Si así lo quiere puede ser tonto, pero, por favor, séalo en dosis
homeopáticas.
Para que hablar con idiotas que ni siquiera tienen la abstracción para
comprender que existe el derecho y que, además, Chile depende de la
inversión externa para crecer.
Bah: derecho es el que vive junto a mi huevo izquierdo. A la hora de
la hora las naciones hacen lo que les da la gana y es bien fácil
rescindir contratos, pagando o no indemnizaciones a los particulares
implicados.

Sin embargo, Chile sí que tiene nacionalizado su cobre desde 1971 (y
ésta es una de laz razones por las cuales ese tipazo de asesino
llamado Pinochet traicionó a su país y realizó el golpe de septiembre
de 1973), y lo que pasa es que lo quieren privatizar ahora (¿o ya
privatizaron parte...?). No me parece necesariamente mala la idea
privatizar parte de las minas chilenas siempre y cuando quedara bien
claro que habrá un estrictyo control sobre la producción del cobre y
sobre lo que el estado cobrará por eso.

Saludiux
Toño
Pedro Pablo T.
2011-08-19 17:49:01 UTC
Permalink
"Tonico" escribió en el mensaje de
Post by Tonico
Sin embargo, Chile sí que tiene nacionalizado su cobre desde 1971 (y
ésta es una de laz razones por las cuales ese tipazo de asesino
llamado Pinochet traicionó a su país y realizó el golpe de septiembre
de 1973),
No tengo idea de lo que pasa arriba de los árboles, donde viven ustedes,
pero el desaparecido Capitán General en una gesta heroica terminó con el
gobierno comunista de Allende, el cual destruyó la economía de Chile y tenía
al país al borde de la guerra civil.
Por lo demás, fue el Capitán General el que modernizó al país de tal suerte
que todos los cambios económicos que realizó durante su Gobierno siguen 100%
vigentes hasta el día de hoy; huelga decir, que esos cambios económicos
sacaron al país del subdesarrollo y no por nada hoy Chile es el país con
mayor ingreso per cápita de Latinoamérica y dentro de una década vamos a ser
el primer país desarrollado de la región.
Bueno, no se preocupen, ustedes igual van a estar felices arriba de sus
árboles comiendo plátanos y las mugres que nos sobren se las mandamos para
allá.
Bufozzo
2011-08-19 18:33:27 UTC
Permalink
Oiga huev=F3n acomplejado , como Argentino le digo: a mamaaaarla ! ! !
Chilotes burros y envidiosos, nos copian hasta en las porquer=EDas que =

producimos.
Y no siga jodiendo que detr=E1s de Rocio Marengo les podemos enviar 200 =
=

putas mas para que las traten como estrellas en esos programas de TV =

berretas que tienen.
Chile es una franja de tierra sobrante entre los Andes y el pac=EDfico, =
=

siempre a la sombra de la Argentina, siempre provincianos y taimados, =

ladinos y traicioneros.

Aislados del resto de Latinoam=E9rica, se huelen la propia caca y gritan=
"La =

mierda chilena es la mas rica de Am=E9rica"


Sr Bufozzo
PS: Claro que quedan a salvo de tal descripci=F3n los notables chilenos =
=

exlilados que he conocido en Europa, as=ED como los Parra y otros grande=
s.




On Fri, 19 Aug 2011 14:49:01 -0300, Pedro Pablo T. =
"Tonico" escribi=F3 en el mensaje de =
com...
Sin embargo, Chile s=ED que tiene nacionalizado su cobre desde 1971 (=
y
=E9sta es una de laz razones por las cuales ese tipazo de asesino
llamado Pinochet traicion=F3 a su pa=EDs y realiz=F3 el golpe de sept=
iembre
de 1973),
No tengo idea de lo que pasa arriba de los =E1rboles, donde viven uste=
des, =
pero el desaparecido Capit=E1n General en una gesta heroica termin=F3 =
con el =
gobierno comunista de Allende, el cual destruy=F3 la econom=EDa de Chi=
le y =
ten=EDa al pa=EDs al borde de la guerra civil.
Por lo dem=E1s, fue el Capit=E1n General el que moderniz=F3 al pa=EDs =
de tal =
suerte que todos los cambios econ=F3micos que realiz=F3 durante su Gob=
ierno =
siguen 100% vigentes hasta el d=EDa de hoy; huelga decir, que esos cam=
bios =
econ=F3micos sacaron al pa=EDs del subdesarrollo y no por nada hoy Chi=
le es =
el pa=EDs con mayor ingreso per c=E1pita de Latinoam=E9rica y dentro d=
e una =
d=E9cada vamos a ser el primer pa=EDs desarrollado de la regi=F3n.
Bueno, no se preocupen, ustedes igual van a estar felices arriba de su=
s =
=E1rboles comiendo pl=E1tanos y las mugres que nos sobren se las manda=
mos =
para all=E1.
-- =

Using Opera's revolutionary e-mail client: http://www.opera.com/mail/
Tonico
2011-08-19 19:10:44 UTC
Permalink
On Aug 19, 8:49 pm, "Pedro Pablo T."
"Tonico"  escribió en el mensaje de
Post by Tonico
Sin embargo, Chile sí que tiene nacionalizado su cobre desde 1971 (y
ésta es una de laz razones por las cuales ese tipazo de asesino
llamado Pinochet traicionó a su país y realizó el golpe de septiembre
de 1973),
No tengo idea de lo que pasa arriba de los árboles, donde viven ustedes,
pero el desaparecido Capitán General en una gesta heroica terminó con el
gobierno comunista de Allende, el cual destruyó la economía de Chile y tenía
al país al borde de la guerra civil.
Al margen de toda las boberías que escribiste, me queda una duda: ¿ a
qué "gesta heroica" te refieres? ¿Quizás sea a
atacar con su vendido ejército a la ciudad de Santiago por tierra y
aire, con tanques e infantería? ¿O quizás te refieres a la matanza en
el palacio presidencial, llegando al sublime momento gorilesco del
asesinato de Allende, un tipo de 65 años?
¿Quizás estás hablando de la heroicidad que hay en empujar al suicidio
a una persona gentil, noble, sublime y delicada como Pablo Neruda? ¿O
acaso estás refiriéndote a la superheroica epopeya de asesinar a miles
de civiles, antes, durante y después de la sublime Operación Cóndor?

Dále, sácame de dudas...

Saludiux
Toño
Pedro Pablo T.
2011-08-19 20:20:00 UTC
Permalink
"Tonico" escribió en el mensaje de
Post by Tonico
Al margen de toda las boberías que escribiste, me queda una duda: ¿ a
qué "gesta heroica" te refieres? ¿Quizás sea a
atacar con su vendido ejército a la ciudad de Santiago por tierra y
aire, con tanques e infantería? ¿O quizás te refieres a la matanza en
el palacio presidencial, llegando al sublime momento gorilesco del
asesinato de Allende, un tipo de 65 años?
No tengo idea que historia de "oídas" les contaron a los monos arriba del
árbol.

Pero como a mí si me tocó vivir la época, te puedo contar de primera fuente
que los comunistas estaban armados así que para derrocarlos fue necesario
usar las fuerzas armadas, las cuales en una gesta heroica aceptaron el
desafío.
Ahora el comunista de Allende lo justo es que hubiese enfrentado un tribunal
de guerra y un pelotón de fusilamiento, el cual hubiese sido un justo
castigo por destruir una economía y por haber armado a banda irregulares,
pero el muy cobarde se suicidó.

Veo que arriba de los árboles no los tienen muy bien informados de lo que
sucede en el primer mundo.
Tonico
2011-08-19 20:38:21 UTC
Permalink
On Aug 19, 11:20 pm, "Pedro Pablo T."
"Tonico"  escribió en el mensaje de
Post by Tonico
Al margen de toda las boberías que escribiste, me queda una duda: ¿ a
qué "gesta heroica" te refieres? ¿Quizás sea a
atacar con su vendido ejército a la ciudad de Santiago por tierra y
aire, con tanques e infantería? ¿O quizás te refieres a la matanza en
el palacio presidencial, llegando al sublime momento gorilesco del
asesinato de Allende, un tipo de 65 años?
No tengo idea que historia de "oídas" les contaron a los monos arriba del
árbol.
Pero como a mí si me tocó vivir la época, te puedo contar de primera fuente
que los comunistas estaban armados así que para derrocarlos fue necesario
usar las fuerzas armadas, las cuales en una gesta heroica aceptaron el
desafío.
Ahora el comunista de Allende lo justo es que hubiese enfrentado un tribunal
de guerra y un pelotón de fusilamiento, el cual hubiese sido un justo
castigo por destruir una economía y por haber armado a banda irregulares,
pero el muy cobarde se suicidó.
Veo que arriba de los árboles no los tienen muy bien informados de lo que
sucede en el primer mundo.
Estoy bastante al tanto de lo que sucede en el primer mundo. De donde
no tengo muchas noticias es de ese pedazo alargado de tierra con
nombre de albur mexicano, y es por eso que pregunto.

Aparentemente, tú crees que el general Pinocho fue un
caballero...comprendo. Tú debes de serlo, también.

Saludiux
Toño
Petry F
2011-08-18 22:28:08 UTC
Permalink
La renuncia opositora a cambiar la historia Por Carlos Pagni
Jueves 18/2011
 LA NACION
*********** 
Más notas para entender este tema
Macri, decidido a congelar su apoyo a un candidato opositor Sin
Carrió, persiste la tormenta en la coalición La anatomía
política del país que emergió de las urnas se puede sintetizar en
dos números: 50 y 38. El primero es el porcentaje que obtuvo Cristina
Kirchner . Indica que su fracción alcanzó por primera vez la
mayoría, y que, por lo tanto, su gobierno será muy fuerte. El otro
es la diferencia entre ella y el segundo. Indica que sobre el Gobierno
habrá un déficit de control. El 50% habla de las capacidades del
oficialismo. El 38% habla de la incompetencia de la oposición.
Para la caracterización de la democracia argentina es mucho más
revelador el vacío del 38 que la consistencia del 50. Muchos países
estín regidos por administraciones con gran respaldo popular. En
cambio, las sociedades que no cuentan con una alternativa a quienes las
gobiernan pagan las consecuencias de ese desequilibrio de poder. El
hiato de 38 puntos que hay entre gobierno y oposición es la señal
más clara de que la crisis de 2001 sigue abierta. Más aún: al cabo
de diez años, podría indicar que se está volviendo crónica. La
asimetría del 38% anticipa que el kirchnerismo verá facilitadas sus
pulsiones cesaristas. El balance de poder en el Congreso, por ejemplo,
volverá a la frontera de 2007. La carencia de una alternativa de poder
se proyectará también sobre las relaciones entre el Gobierno y la
sociedad civil. El empresariado, los sindicatos, la prensa serán
territorios más disponibles a la colonización oficial. Es decir, se
difundirá un espíritu cortesano propio de las monarquías, no de
las repúblicas. Es una falta de armonía que atemoriza la
inversión.
Estas deformaciones no son simples vicios del kirch-nerismo. Son las
consecuencias del formato que ha adquirido la política. Ese diseño
sólo será corregido cuando una fuerza, sin necesidad de
combinaciones exóticas, alcance un consenso equivalente a, por
convenir una cifra, el 35% de los votos. Esa es la tarea que les espera
a los rivales del Gobierno. Mejor dicho: ésa es la tarea que está
esperando, sobre todo, a la dirigencia no peronista, desde que colapsó
el radicalismo, en el año 2001. Es la empresa a la que estaban
convocados Mauricio Macri, Francisco De Narváez, Julio Cobos, Elisa
Carrió, Ricardo López Murphy,
o la dirigencia que quedó al frente del radicalismo residual. Hermes
Binner, al parecer, se ha propuesto ahora alcanzar ese objetivo. La
formación de esa organización alternativa demanda operaciones de por
sí virtuosas. La primera es la confección de una red humana de
suficiente despliegue territorial. Desde el hundimiento de la UCR no hay
fuerza política alguna, salvo el peronismo, que pueda ofrecer una
prestación tan elemental como la de contar con personal para las
fórmulas de presidente y vicepresidente, y de gobernador y
vicegobernador de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Capital
Federal. La oposición al kirchnerismo intenta llenar esa grilla con
un rompecabezas endiablado. Y no lo logra. Esa red no debería ser
la reproducción del viejo aparato burocrático, sino una
urdimbre vinculada con los nuevos sectores y actores que emergieron con
el ciclo económico abierto en 2001, aprovechando, entre otros
medios, las facilidades de las tecnologías de la información.
La existencia de ese entramado de alcance nacional impulsaría un
salto de calidad metodológico: las decisiones y estrategias
pasarían a ser el resultado de procesos colectivos. Es decir,
pasarían a ser hijas de la interlocución y del debate, sin los
cuales no hay ideas. La ausencia de estas prácticas, que tanto se
le reprocha al Gobierno, es un rasgo sobresaliente del arco opositor.
Con una desventaja: el decisionismo es más patético en quienes
carecen de poder.
La construcción de una fuerza que pueda seducir a un 35% del
electorado requeriría, además, la elaboración de una
imagen del país alternativa a la del oficialismo, y la
formulación de un mensaje capaz de comunicarla. El kirchnerismo
está en poder de ese activo. Arcaizante, de escasa base
empírica, difusa, hay una visión de la Argentina atribuible a
los Kirchner. La oposición o carece de ella o comparte la oficial.
El urdido de una organización humana y la formulación de un
mensaje demandan una perseverancia propia de las grandes personalidades
políticas. La oposición requiere hoy de un Mitre, un Roca, un
Yrigoyen, un Perón, un Raúl Alfonsín. Así de simple.
Así de exigente. Sobre todo porque no se trata de competir con otro
partido, sino con el aparato del Estado, administrado con espíritu
faccioso.
Los rivales del Gobierno vienen eludiendo esa tarea a través de cuatro
atajos. El primero es la esperanza mesiánica en una figura que genere
detrás de sí una ola de adhesión. Por ejemplo: Cobos, al votar
contra las retenciones móviles, o Raúl Alfonsín, al fallecer,
protagonizaron fenómenos de popularidad que introdujeron en la
vapuleada UCR esa corriente de pensamiento mágico.
La segunda vía rápida es la fractura del peronismo. Es la ilusión
óptica que produjeron en su momento Carlos Reutemann o Daniel Scioli,
de quien muchos siguen esperando su "pronunciamiento de Urquiza".
Figuras muy relevantes como Mauricio Macri o Francisco De Narváez
vienen demorando sus carreras con la candorosa expectativa de que
gobernadores e intendentes descontentos se sacudirán alguna vez el
yugo de los Kirchner. También hombres más curtidos, como Eduardo
Duhalde, vendieron y compraron esa fantasía. Las primarias
desmintieron esta leyenda.
Otro amuleto del antikirchnerismo es el de la "unidad de la
oposición". El experimento es sencillo cuando el Gobierno está
atrapado por una figura demonizada por la opinión pública, como
fue entre 2008 y 2010 Néstor Kirchner. Con sólo vituperar al
"demonio" muchos opositores consiguen ser vistos como ángeles. Ese
método sirve para canalizar un repudio. No para obtener un mandato.
Un rasgo central y riesgoso de esta estrategia es su perezosa confianza
en las denuncias de la prensa. Suele suceder que, cuando esas denuncias
no conducen a nada por la falta de iniciativa política, las
sociedades que las consumen terminan anestesiándose. Es
difícil aceptar un infierno sin salida.
La desaparición de Kirchner significó para este curso de
acción la pérdida de un activo principal. El empeño por
mantenerlo en un contexto distinto al de 2009 mostró una enorme
inconsistencia. Recuperada la imagen del Gobierno, el rompecabezas
opositor comenzó a mostrar sus juntas mal soldadas. La oferta
opositora de este año comprueba que hay tradiciones y
sensibilidades políticas que se resisten a las alquimias
electorales. También demuestra que el axioma " Cristina ya
ganó " fue asumido como propio por muchos líderes que, ante la
perspectiva de una derrota inevitable, apostaron nada más que a
conservar su identidad. Es la razón por la cual Binner, en Santa
Fe, donde triunfa, exhibe una plasticidad para asociarse que se le
desconoce a escala nacional.
Por supuesto, existe una sociología electoral homogénea, que
alimentó en su hora al radicalismo, cuya representación
está fragmentada de modo artificial. Es bastante evidente que
Alfonsín, Binner y Carrió no están separados tanto porque
piensen distinto, sino porque quieren lo mismo. Convendría releer a
Freud, quien definía como "narcisismo de las pequeñas
diferencias" a la obsesión de los que quieren distinguirse de lo
más familiar y parecido.
Si las estrategias de la oposición tienen bastante de
quimérico es porque se sostienen sobre una misma falla: un tedioso
menosprecio sobre la capacidad de la voluntad en la política. El
mayor pecado de la oposición radica en la suposición de que se
puede llegar al poder por el mero aprovechamiento de una escena
organizada por otro. Por las calamidades del Gobierno, por la llegada de
un redentor, por la fractura del PJ o por la influencia de la prensa.
Detrás de esa fantasía hay una renuncia grave. Es la renuncia
a construir la escena, la renuncia a intervenir en el curso de la
historia..
***
Últimas notas de Elecciones 2011
http://www.lanacion.com.arPolítica
mony Zulmak
2011-08-19 02:35:29 UTC
Permalink
LA RENUNCIA OPOSITORA A CAMBIAR LA HISTORIA
Group: soc.culture.argentina Date: Thu, Aug 18, 2011, 6:28pm From:
***@webtv.net (Petry F)
La renuncia opositora a cambiar la historia
Por Carlos Pagni Jueves 18/2011
 LA NACION
*********** 
Me gustó éste artículo de Pagni, tienen mucho de verdad ...
En mi humilde opinión: Están todos asuistados y aunque ganó bien
la vieja, no es verdad toda la exageración y el camello que hicieron
..
Si se saben organizar bien sin egoismos personales, y pensando sólo en
el pais y en correr a eso montoneros, y sin tener MIEDO , en Octubre
pueden ganar muy bien, y en el peor de los casos podrian ser parte de un
Congreso democrático donde tendrían voz y voto, y evitar asi que esa
mafia montonera pudieran hacer lo que se les de la gana ...Ella quiere
emular al loco Venezolano y sería el fin de Argentina ...
-=-
Aqui, no nos engañemos, ganar las primarias no significa que han
dejado de ser un grupo terrorista asesinos, torturadores y
secuestradores ... No nos engañemos ... Si en la Zona Norte ganó
Duhalde indica claramente que estan dispuesto a votar a cualquiera, el
que tenga más chance. para sacar esos delincuentes del
gobierno...votaron a un peronista, es el colmo ja ja aj aj....
-=-
Para mi hay dos hombres que serian la máxima como presidentes y son:
Cobos y Binner . Si todos se reunen junto a cualquiera de esos dos,
Ganan segurisimoi en Octubre ...y en el peor de los casos, perderian
cabeza a cabeza...
Pero para eso haria falta un gran renunciamiento y mucho patriotismo ...
Y sobre todo, dejar de tener miedo...
Olvidense de Alfonsin y de Duhalde, esos nombres estan muy quemados y
desgastados, es más de lo mismo... SE impone un gran cambio ..Alfonsin
hijo no es el politico que era el padre, no nos engañemos ... Quizás
sea mejor, pero no lo ha demostrado aún... La gente está un poco
saturada de los viejos politicos que nunca han hecho nada por el pais.
que no tienen planes ni buenos proyectos ...
Macri debió ser el candidato, pero la inseguridad y el miedo lo
vencieron ...y habría ganado lejos ...
Si ponen a Alfonsin o a Duhalde o Nervaes olvidenlo !!
-=-
Mis hombres son: Macri, Cobos. Binner, y Reutemann, Esos serian los
candidatos que eligria ...y ! ojo ! que yo soy media brujita, eh? ....
je je je je...
-=
Si me hicieran caso, ganarían ...

nancy
-=-=-=-=-=-=--=-=-=--=-=-=
-=

Más notas para entender este tema
Macri, decidido a congelar su apoyo a un candidato opositor Sin
Carrió, persiste la tormenta en la coalición La anatomía
política del país que emergió de las urnas se puede sintetizar en
dos números: 50 y 38. El primero es el porcentaje que obtuvo Cristina
Kirchner . Indica que su fracción alcanzó por primera vez la
mayoría, y que, por lo tanto, su gobierno será muy fuerte. El otro
es la diferencia entre ella y el segundo. Indica que sobre el Gobierno
habrá un déficit de control. El 50% habla de las capacidades del
oficialismo. El 38% habla de la incompetencia de la oposición. Para la
caracterización de la democracia argentina es mucho más revelador el
vacío del 38 que la consistencia del 50. Muchos países estín
regidos por administraciones con gran respaldo popular. En cambio, las
sociedades que no cuentan con una alternativa a quienes las gobiernan
pagan las consecuencias de ese desequilibrio de poder. El hiato de 38
puntos que hay entre gobierno y oposición es la señal más clara de
que la crisis de 2001 sigue abierta. Más aún: al cabo de diez
años, podría indicar que se está volviendo crónica. La
asimetría del 38% anticipa que el kirchnerismo verá facilitadas sus
pulsiones cesaristas. El balance de poder en el Congreso, por ejemplo,
volverá a la frontera de 2007. La carencia de una alternativa de poder
se proyectará también sobre las relaciones entre el Gobierno y la
sociedad civil. El empresariado, los sindicatos, la prensa serán
territorios más disponibles a la colonización oficial. Es decir, se
difundirá un espíritu cortesano propio de las monarquías, no de
las repúblicas. Es una falta de armonía que atemoriza la
inversión.
Estas deformaciones no son simples vicios del kirch-nerismo. Son las
consecuencias del formato que ha adquirido la política. Ese diseño
sólo será corregido cuando una fuerza, sin necesidad de
combinaciones exóticas, alcance un consenso equivalente a, por
convenir una cifra, el 35% de los votos. Esa es la tarea que les espera
a los rivales del Gobierno. Mejor dicho: ésa es la tarea que está
esperando, sobre todo, a la dirigencia no peronista, desde que colapsó
el radicalismo, en el año 2001. Es la empresa a la que estaban
convocados Mauricio Macri, Francisco De Narváez, Julio Cobos, Elisa
Carrió, Ricardo López Murphy,
o la dirigencia que quedó al frente del radicalismo residual. Hermes
Binner, al parecer, se ha propuesto ahora alcanzar ese objetivo. La
formación de esa organización alternativa demanda operaciones de por
sí virtuosas. La primera es la confección de una red humana de
suficiente despliegue territorial. Desde el hundimiento de la UCR no hay
fuerza política alguna, salvo el peronismo, que pueda ofrecer una
prestación tan elemental como la de contar con personal para las
fórmulas de presidente y vicepresidente, y de gobernador y
vicegobernador de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Capital
Federal. La oposición al kirchnerismo intenta llenar esa grilla con
un rompecabezas endiablado. Y no lo logra. Esa red no debería ser
la reproducción del viejo aparato burocrático, sino una
urdimbre vinculada con los nuevos sectores y actores que emergieron con
el ciclo económico abierto en 2001, aprovechando, entre otros
medios, las facilidades de las tecnologías de la información.
La existencia de ese entramado de alcance nacional impulsaría un
salto de calidad metodológico: las decisiones y estrategias
pasarían a ser el resultado de procesos colectivos. Es decir,
pasarían a ser hijas de la interlocución y del debate, sin los
cuales no hay ideas. La ausencia de estas prácticas, que tanto se
le reprocha al Gobierno, es un rasgo sobresaliente del arco opositor.
Con una desventaja: el decisionismo es más patético en quienes
carecen de poder.
La construcción de una fuerza que pueda seducir a un 35% del
electorado requeriría, además, la elaboración de una
imagen del país alternativa a la del oficialismo, y la
formulación de un mensaje capaz de comunicarla. El kirchnerismo
está en poder de ese activo. Arcaizante, de escasa base
empírica, difusa, hay una visión de la Argentina atribuible a
los Kirchner. La oposición o carece de ella o comparte la oficial.
El urdido de una organización humana y la formulación de un
mensaje demandan una perseverancia propia de las grandes personalidades
políticas. La oposición requiere hoy de un Mitre, un Roca, un
Yrigoyen, un Perón, un Raúl Alfonsín. Así de simple.
Así de exigente. Sobre todo porque no se trata de competir con otro
partido, sino con el aparato del Estado, administrado con espíritu
faccioso.
Los rivales del Gobierno vienen eludiendo esa tarea a través de cuatro
atajos. El primero es la esperanza mesiánica en una figura que genere
detrás de sí una ola de adhesión. Por ejemplo: Cobos, al votar
contra las retenciones móviles, o Raúl Alfonsín, al fallecer,
protagonizaron fenómenos de popularidad que introdujeron en la
vapuleada UCR esa corriente de pensamiento mágico. La segunda vía
rápida es la fractura del peronismo. Es la ilusión óptica que
produjeron en su momento Carlos Reutemann o Daniel Scioli, de quien
muchos siguen esperando su "pronunciamiento de Urquiza". Figuras muy
relevantes como Mauricio Macri o Francisco De Narváez vienen
demorando sus carreras con la candorosa expectativa de que gobernadores
e intendentes descontentos se sacudirán alguna vez el yugo de los
Kirchner. También hombres más curtidos, como Eduardo Duhalde,
vendieron y compraron esa fantasía. Las primarias desmintieron esta
leyenda.
Otro amuleto del antikirchnerismo es el de la "unidad de la
oposición". El experimento es sencillo cuando el Gobierno está
atrapado por una figura demonizada por la opinión pública, como
fue entre 2008 y 2010 Néstor Kirchner. Con sólo vituperar al
"demonio" muchos opositores consiguen ser vistos como ángeles. Ese
método sirve para canalizar un repudio. No para obtener un mandato. Un
rasgo central y riesgoso de esta estrategia es su perezosa confianza en
las denuncias de la prensa. Suele suceder que, cuando esas denuncias no
conducen a nada por la falta de iniciativa política, las sociedades
que las consumen terminan anestesiándose. Es difícil aceptar
un infierno sin salida. La desaparición de Kirchner significó
para este curso de acción la pérdida de un activo principal.
El empeño por mantenerlo en un contexto distinto al de 2009
mostró una enorme inconsistencia. Recuperada la imagen del
Gobierno, el rompecabezas opositor comenzó a mostrar sus juntas mal
soldadas. La oferta opositora de este año comprueba que hay
tradiciones y sensibilidades políticas que se resisten a las
alquimias electorales. También demuestra que el axioma " Cristina
ya ganó " fue asumido como propio por muchos líderes que, ante
la perspectiva de una derrota inevitable, apostaron nada más que a
conservar su identidad. Es la razón por la cual Binner, en Santa
Fe, donde triunfa, exhibe una plasticidad para asociarse que se le
desconoce a escala nacional.
Por supuesto, existe una sociología electoral homogénea, que
alimentó en su hora al radicalismo, cuya representación
está fragmentada de modo artificial. Es bastante evidente que
Alfonsín, Binner y Carrió no están separados tanto porque
piensen distinto, sino porque quieren lo mismo. Convendría releer a
Freud, quien definía como "narcisismo de las pequeñas
diferencias" a la obsesión de los que quieren distinguirse de lo
más familiar y parecido.
Si las estrategias de la oposición tienen bastante de
quimérico es porque se sostienen sobre una misma falla: un tedioso
menosprecio sobre la capacidad de la voluntad en la política. El
mayor pecado de la oposición radica en la suposición de que se
puede llegar al poder por el mero aprovechamiento de una escena
organizada por otro. Por las calamidades del Gobierno, por la llegada de
un redentor, por la fractura del PJ o por la influencia de la prensa.
Detrás de esa fantasía hay una renuncia grave. Es la renuncia
a construir la escena, la renuncia a intervenir en el curso de la
historia..
***
Últimas notas de Elecciones 2011
http://www.lanacion.com.arPolítica
mony Zulmak
2011-08-19 02:41:33 UTC
Permalink
LA RENUNCIA OPOSITORA A CAMBIAR LA HISTORIA
Group: soc.culture.argentina Date: Thu, Aug 18, 2011, 6:28pm From:
***@webtv.net (Petry F)
La renuncia opositora a cambiar la historia
Por Carlos Pagni Jueves 18/2011
 LA NACION
*********** 
Me gustó éste artículo de Pagni, tienen mucho de verdad ...
En mi humilde opinión: Están todos asuistados y aunque ganó bien
la vieja, no es verdad toda la exageración y el camello que hicieron
..
Si se saben organizar bien sin egoismos personales, y pensando sólo en
el pais y en correr a eso montoneros, y sin tener MIEDO , en Octubre
pueden ganar muy bien, y en el peor de los casos podrian ser parte de un
Congreso democrático donde tendrían voz y voto, y evitar asi que esa
mafia montonera pudieran hacer lo que se les de la gana ...Ella quiere
emular al loco Venezolano y sería el fin de Argentina ...
-=-
Aqui, no nos engañemos, ganar las primarias no significa que han
dejado de ser un grupo terrorista asesinos, torturadores y
secuestradores ... No nos engañemos ... Si en la Zona Norte ganó
Duhalde indica claramente que estan dispuesto a votar a cualquiera, el
que tenga más chance. para sacar esos delincuentes del
gobierno...votaron a un peronista, es el colmo ja ja aj aj....
-=-
Para mi hay dos hombres que serian la máxima como presidentes y son:
Cobos y Binner . Si todos se reunen junto a cualquiera de esos dos,
Ganan segurisimoi en Octubre ...y en el peor de los casos, perderian
cabeza a cabeza...
Pero para eso haria falta un gran renunciamiento y mucho patriotismo ...
Y sobre todo, dejar de tener miedo...
Olvidense de Alfonsin y de Duhalde, esos nombres estan muy quemados y
desgastados, es más de lo mismo... SE impone un gran cambio ..Alfonsin
hijo no es el politico que era el padre, no nos engañemos ... Quizás
sea mejor, pero no lo ha demostrado aún... La gente está un poco
saturada de los viejos politicos que nunca han hecho nada por el pais.
que no tienen planes ni buenos proyectos ...
Macri debió ser el candidato, pero la inseguridad y el miedo lo
vencieron ...y habría ganado lejos ...
Si ponen a Alfonsin o a Duhalde o Nervaes olvidenlo !!
-=-
Mis hombres son: Macri, Cobos. Binner, y Reutemann, Esos serian los
candidatos que eligria ...y ! ojo ! que yo soy media brujita, eh? ....
je je je je...
-=
Si me hicieran caso, ganarían ...

nancy
-=-=-=-=-=-=--=-=-=--=-=-=
-=

Más notas para entender este tema
Macri, decidido a congelar su apoyo a un candidato opositor Sin
Carrió, persiste la tormenta en la coalición La anatomía
política del país que emergió de las urnas se puede sintetizar en
dos números: 50 y 38. El primero es el porcentaje que obtuvo Cristina
Kirchner . Indica que su fracción alcanzó por primera vez la
mayoría, y que, por lo tanto, su gobierno será muy fuerte. El otro
es la diferencia entre ella y el segundo. Indica que sobre el Gobierno
habrá un déficit de control. El 50% habla de las capacidades del
oficialismo. El 38% habla de la incompetencia de la oposición. Para la
caracterización de la democracia argentina es mucho más revelador el
vacío del 38 que la consistencia del 50. Muchos países estín
regidos por administraciones con gran respaldo popular. En cambio, las
sociedades que no cuentan con una alternativa a quienes las gobiernan
pagan las consecuencias de ese desequilibrio de poder. El hiato de 38
puntos que hay entre gobierno y oposición es la señal más clara de
que la crisis de 2001 sigue abierta. Más aún: al cabo de diez
años, podría indicar que se está volviendo crónica. La
asimetría del 38% anticipa que el kirchnerismo verá facilitadas sus
pulsiones cesaristas. El balance de poder en el Congreso, por ejemplo,
volverá a la frontera de 2007. La carencia de una alternativa de poder
se proyectará también sobre las relaciones entre el Gobierno y la
sociedad civil. El empresariado, los sindicatos, la prensa serán
territorios más disponibles a la colonización oficial. Es decir, se
difundirá un espíritu cortesano propio de las monarquías, no de
las repúblicas. Es una falta de armonía que atemoriza la
inversión.
Estas deformaciones no son simples vicios del kirch-nerismo. Son las
consecuencias del formato que ha adquirido la política. Ese diseño
sólo será corregido cuando una fuerza, sin necesidad de
combinaciones exóticas, alcance un consenso equivalente a, por
convenir una cifra, el 35% de los votos. Esa es la tarea que les espera
a los rivales del Gobierno. Mejor dicho: ésa es la tarea que está
esperando, sobre todo, a la dirigencia no peronista, desde que colapsó
el radicalismo, en el año 2001. Es la empresa a la que estaban
convocados Mauricio Macri, Francisco De Narváez, Julio Cobos, Elisa
Carrió, Ricardo López Murphy,
o la dirigencia que quedó al frente del radicalismo residual. Hermes
Binner, al parecer, se ha propuesto ahora alcanzar ese objetivo. La
formación de esa organización alternativa demanda operaciones de por
sí virtuosas. La primera es la confección de una red humana de
suficiente despliegue territorial. Desde el hundimiento de la UCR no hay
fuerza política alguna, salvo el peronismo, que pueda ofrecer una
prestación tan elemental como la de contar con personal para las
fórmulas de presidente y vicepresidente, y de gobernador y
vicegobernador de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Capital
Federal. La oposición al kirchnerismo intenta llenar esa grilla con
un rompecabezas endiablado. Y no lo logra. Esa red no debería ser
la reproducción del viejo aparato burocrático, sino una
urdimbre vinculada con los nuevos sectores y actores que emergieron con
el ciclo económico abierto en 2001, aprovechando, entre otros
medios, las facilidades de las tecnologías de la información.
La existencia de ese entramado de alcance nacional impulsaría un
salto de calidad metodológico: las decisiones y estrategias
pasarían a ser el resultado de procesos colectivos. Es decir,
pasarían a ser hijas de la interlocución y del debate, sin los
cuales no hay ideas. La ausencia de estas prácticas, que tanto se
le reprocha al Gobierno, es un rasgo sobresaliente del arco opositor.
Con una desventaja: el decisionismo es más patético en quienes
carecen de poder.
La construcción de una fuerza que pueda seducir a un 35% del
electorado requeriría, además, la elaboración de una
imagen del país alternativa a la del oficialismo, y la
formulación de un mensaje capaz de comunicarla. El kirchnerismo
está en poder de ese activo. Arcaizante, de escasa base
empírica, difusa, hay una visión de la Argentina atribuible a
los Kirchner. La oposición o carece de ella o comparte la oficial.
El urdido de una organización humana y la formulación de un
mensaje demandan una perseverancia propia de las grandes personalidades
políticas. La oposición requiere hoy de un Mitre, un Roca, un
Yrigoyen, un Perón, un Raúl Alfonsín. Así de simple.
Así de exigente. Sobre todo porque no se trata de competir con otro
partido, sino con el aparato del Estado, administrado con espíritu
faccioso.
Los rivales del Gobierno vienen eludiendo esa tarea a través de cuatro
atajos. El primero es la esperanza mesiánica en una figura que genere
detrás de sí una ola de adhesión. Por ejemplo: Cobos, al votar
contra las retenciones móviles, o Raúl Alfonsín, al fallecer,
protagonizaron fenómenos de popularidad que introdujeron en la
vapuleada UCR esa corriente de pensamiento mágico. La segunda vía
rápida es la fractura del peronismo. Es la ilusión óptica que
produjeron en su momento Carlos Reutemann o Daniel Scioli, de quien
muchos siguen esperando su "pronunciamiento de Urquiza". Figuras muy
relevantes como Mauricio Macri o Francisco De Narváez vienen
demorando sus carreras con la candorosa expectativa de que gobernadores
e intendentes descontentos se sacudirán alguna vez el yugo de los
Kirchner. También hombres más curtidos, como Eduardo Duhalde,
vendieron y compraron esa fantasía. Las primarias desmintieron esta
leyenda.
Otro amuleto del antikirchnerismo es el de la "unidad de la
oposición". El experimento es sencillo cuando el Gobierno está
atrapado por una figura demonizada por la opinión pública, como
fue entre 2008 y 2010 Néstor Kirchner. Con sólo vituperar al
"demonio" muchos opositores consiguen ser vistos como ángeles. Ese
método sirve para canalizar un repudio. No para obtener un mandato. Un
rasgo central y riesgoso de esta estrategia es su perezosa confianza en
las denuncias de la prensa. Suele suceder que, cuando esas denuncias no
conducen a nada por la falta de iniciativa política, las sociedades
que las consumen terminan anestesiándose. Es difícil aceptar
un infierno sin salida. La desaparición de Kirchner significó
para este curso de acción la pérdida de un activo principal.
El empeño por mantenerlo en un contexto distinto al de 2009
mostró una enorme inconsistencia. Recuperada la imagen del
Gobierno, el rompecabezas opositor comenzó a mostrar sus juntas mal
soldadas. La oferta opositora de este año comprueba que hay
tradiciones y sensibilidades políticas que se resisten a las
alquimias electorales. También demuestra que el axioma " Cristina
ya ganó " fue asumido como propio por muchos líderes que, ante
la perspectiva de una derrota inevitable, apostaron nada más que a
conservar su identidad. Es la razón por la cual Binner, en Santa
Fe, donde triunfa, exhibe una plasticidad para asociarse que se le
desconoce a escala nacional.
Por supuesto, existe una sociología electoral homogénea, que
alimentó en su hora al radicalismo, cuya representación
está fragmentada de modo artificial. Es bastante evidente que
Alfonsín, Binner y Carrió no están separados tanto porque
piensen distinto, sino porque quieren lo mismo. Convendría releer a
Freud, quien definía como "narcisismo de las pequeñas
diferencias" a la obsesión de los que quieren distinguirse de lo
más familiar y parecido.
Si las estrategias de la oposición tienen bastante de
quimérico es porque se sostienen sobre una misma falla: un tedioso
menosprecio sobre la capacidad de la voluntad en la política. El
mayor pecado de la oposición radica en la suposición de que se
puede llegar al poder por el mero aprovechamiento de una escena
organizada por otro. Por las calamidades del Gobierno, por la llegada de
un redentor, por la fractura del PJ o por la influencia de la prensa.
Detrás de esa fantasía hay una renuncia grave. Es la renuncia
a construir la escena, la renuncia a intervenir en el curso de la
historia..
***
Últimas notas de Elecciones 2011
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-19 15:25:46 UTC
Permalink
LA RENUNCIA OPOSITORA A CAMBIAR LA HISTORIA

Group: soc.culture.argentina Date: Thu, Aug 18, 2011, 10:41pm From:
***@webtv.net (mony Zulmak)
LA RENUNCIA OPOSITORA A CAMBIAR LA HISTORIA Group: soc.culture.argentina
Date: Thu, Aug 18, 2011, 6:28pm From: ***@webtv.net (Petry F)
La renuncia opositora a cambiar la historia Por Carlos Pagni Jueves
18/2011
 LA NACION
*********** 
Me gustó éste artículo de Pagni, tienen mucho de verdad ... En mi
humilde opinión: Están todos asuistados y aunque ganó bien la
vieja, no es verdad toda la exageración y el camello que hicieron
.
Si se saben organizar bien sin egoismos personales, y pensando sólo en
el pais y en correr a eso montoneros, y sin tener MIEDO , en Octubre
pueden ganar muy bien, y en el peor de los casos podrian ser parte de un
Congreso democrático donde tendrían voz y voto, y evitar asi que esa
mafia montonera pudieran hacer lo que se les de la gana ...Ella quiere
emular al loco Venezolano y sería el fin de Argentina ...
-=-
Aqui, no nos engañemos, ganar las primarias no significa que han
dejado de ser un grupo terrorista asesinos, torturadores y
secuestradores ... No nos engañemos ... Si en la Zona Norte ganó
Duhalde indica claramente que estan dispuesto a votar a cualquiera, el
que tenga más chance. para sacar esos delincuentes del
gobierno...votaron a un peronista, es el colmo ja ja aj aj....
-=-
Para mi hay dos hombres que serian la máxima como presidentes y son:
Cobos y Binner . Si todos se reunen junto a cualquiera de esos dos,
Ganan segurisimoi en Octubre ...y en el peor de los casos, perderian
cabeza a cabeza...
Pero para eso haria falta un gran renunciamiento y mucho patriotismo ...
Y sobre todo, dejar de tener miedo...
Olvidense de Alfonsin y de Duhalde, esos nombres estan muy quemados y
desgastados, es más de lo mismo... SE impone un gran cambio ..Alfonsin
hijo no es el politico que era el padre, no nos engañemos ... Quizás
sea mejor, pero no lo ha demostrado aún... La gente está un poco
saturada de los viejos politicos que nunca han hecho nada por el pais.
que no tienen planes ni buenos proyectos ... Macri debió ser el
candidato, pero la inseguridad y el miedo lo vencieron ...y habría
ganado lejos ...
Si ponen a Alfonsin o a Duhalde o Nervaes olvidenlo !!
-=-
Mis hombres son: Macri, Cobos. Binner, y Reutemann, Esos serian los
candidatos que eligria ...y ! ojo ! que yo soy media brujita, eh? ....
je je je je...
-=
Si me hicieran caso, ganarían ...
nancy
-=-=-=-=-=-=--=-=-=--=-=-=
-=
Me consta que tienes buen ojo .., e imagino que estaras haciendo buen
uso del twitter, Face book y todo el arsenal con que te manejas ja ja
ja.,, quizás te hagan caso ...

Me gusta los Bee Gees : )
Un beso

Petry
****************************
*******

Más notas para entender este tema
Macri, decidido a congelar su apoyo a un candidato opositor Sin
Carrió, persiste la tormenta en la coalición La anatomía
política del país que emergió de las urnas se puede sintetizar en
dos números: 50 y 38. El primero es el porcentaje que obtuvo Cristina
Kirchner . Indica que su fracción alcanzó por primera vez la
mayoría, y que, por lo tanto, su gobierno será muy fuerte. El otro
es la diferencia entre ella y el segundo. Indica que sobre el Gobierno
habrá un déficit de control. El 50% habla de las capacidades del
oficialismo. El 38% habla de la incompetencia de la oposición. Para la
caracterización de la democracia argentina es mucho más revelador el
vacío del 38 que la consistencia del 50. Muchos países estín
regidos por administraciones con gran respaldo popular. En cambio, las
sociedades que no cuentan con una alternativa a quienes las gobiernan
pagan las consecuencias de ese desequilibrio de poder. El hiato de 38
puntos que hay entre gobierno y oposición es la señal más clara de
que la crisis de 2001 sigue abierta. Más aún: al cabo de diez
años, podría indicar que se está volviendo crónica. La
asimetría del 38% anticipa que el kirchnerismo verá facilitadas sus
pulsiones cesaristas. El balance de poder en el Congreso, por ejemplo,
volverá a la frontera de 2007. La carencia de una alternativa de poder
se proyectará también sobre las relaciones entre el Gobierno y la
sociedad civil. El empresariado, los sindicatos, la prensa serán
territorios más disponibles a la colonización oficial. Es decir, se
difundirá un espíritu cortesano propio de las monarquías, no de
las repúblicas. Es una falta de armonía que atemoriza la
inversión.
Estas deformaciones no son simples vicios del kirch-nerismo. Son las
consecuencias del formato que ha adquirido la política. Ese diseño
sólo será corregido cuando una fuerza, sin necesidad de
combinaciones exóticas, alcance un consenso equivalente a, por
convenir una cifra, el 35% de los votos. Esa es la tarea que les espera
a los rivales del Gobierno. Mejor dicho: ésa es la tarea que está
esperando, sobre todo, a la dirigencia no peronista, desde que colapsó
el radicalismo, en el año 2001. Es la empresa a la que estaban
convocados Mauricio Macri, Francisco De Narváez, Julio Cobos, Elisa
Carrió, Ricardo López Murphy,
o la dirigencia que quedó al frente del radicalismo residual. Hermes
Binner, al parecer, se ha propuesto ahora alcanzar ese objetivo. La
formación de esa organización alternativa demanda operaciones de por
sí virtuosas. La primera es la confección de una red humana de
suficiente despliegue territorial. Desde el hundimiento de la UCR no hay
fuerza política alguna, salvo el peronismo, que pueda ofrecer una
prestación tan elemental como la de contar con personal para las
fórmulas de presidente y vicepresidente, y de gobernador y
vicegobernador de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Capital
Federal. La oposición al kirchnerismo intenta llenar esa grilla con
un rompecabezas endiablado. Y no lo logra. Esa red no debería ser
la reproducción del viejo aparato burocrático, sino una
urdimbre vinculada con los nuevos sectores y actores que emergieron con
el ciclo económico abierto en 2001, aprovechando, entre otros
medios, las facilidades de las tecnologías de la información.
La existencia de ese entramado de alcance nacional impulsaría un
salto de calidad metodológico: las decisiones y estrategias
pasarían a ser el resultado de procesos colectivos. Es decir,
pasarían a ser hijas de la interlocución y del debate, sin los
cuales no hay ideas. La ausencia de estas prácticas, que tanto se
le reprocha al Gobierno, es un rasgo sobresaliente del arco opositor.
Con una desventaja: el decisionismo es más patético en quienes
carecen de poder.
La construcción de una fuerza que pueda seducir a un 35% del
electorado requeriría, además, la elaboración de una
imagen del país alternativa a la del oficialismo, y la
formulación de un mensaje capaz de comunicarla. El kirchnerismo
está en poder de ese activo. Arcaizante, de escasa base
empírica, difusa, hay una visión de la Argentina atribuible a
los Kirchner. La oposición o carece de ella o comparte la oficial.
El urdido de una organización humana y la formulación de un
mensaje demandan una perseverancia propia de las grandes personalidades
políticas. La oposición requiere hoy de un Mitre, un Roca, un
Yrigoyen, un Perón, un Raúl Alfonsín. Así de simple.
Así de exigente. Sobre todo porque no se trata de competir con otro
partido, sino con el aparato del Estado, administrado con espíritu
faccioso.
Los rivales del Gobierno vienen eludiendo esa tarea a través de cuatro
atajos. El primero es la esperanza mesiánica en una figura que genere
detrás de sí una ola de adhesión. Por ejemplo: Cobos, al votar
contra las retenciones móviles, o Raúl Alfonsín, al fallecer,
protagonizaron fenómenos de popularidad que introdujeron en la
vapuleada UCR esa corriente de pensamiento mágico. La segunda vía
rápida es la fractura del peronismo. Es la ilusión óptica que
produjeron en su momento Carlos Reutemann o Daniel Scioli, de quien
muchos siguen esperando su "pronunciamiento de Urquiza". Figuras muy
relevantes como Mauricio Macri o Francisco De Narváez vienen
demorando sus carreras con la candorosa expectativa de que gobernadores
e intendentes descontentos se sacudirán alguna vez el yugo de los
Kirchner. También hombres más curtidos, como Eduardo Duhalde,
vendieron y compraron esa fantasía. Las primarias desmintieron esta
leyenda.
Otro amuleto del antikirchnerismo es el de la "unidad de la
oposición". El experimento es sencillo cuando el Gobierno está
atrapado por una figura demonizada por la opinión pública, como
fue entre 2008 y 2010 Néstor Kirchner. Con sólo vituperar al
"demonio" muchos opositores consiguen ser vistos como ángeles. Ese
método sirve para canalizar un repudio. No para obtener un mandato. Un
rasgo central y riesgoso de esta estrategia es su perezosa confianza en
las denuncias de la prensa. Suele suceder que, cuando esas denuncias no
conducen a nada por la falta de iniciativa política, las sociedades
que las consumen terminan anestesiándose. Es difícil aceptar
un infierno sin salida. La desaparición de Kirchner significó
para este curso de acción la pérdida de un activo principal.
El empeño por mantenerlo en un contexto distinto al de 2009
mostró una enorme inconsistencia. Recuperada la imagen del
Gobierno, el rompecabezas opositor comenzó a mostrar sus juntas mal
soldadas. La oferta opositora de este año comprueba que hay
tradiciones y sensibilidades políticas que se resisten a las
alquimias electorales. También demuestra que el axioma " Cristina
ya ganó " fue asumido como propio por muchos líderes que, ante
la perspectiva de una derrota inevitable, apostaron nada más que a
conservar su identidad. Es la razón por la cual Binner, en Santa
Fe, donde triunfa, exhibe una plasticidad para asociarse que se le
desconoce a escala nacional.
Por supuesto, existe una sociología electoral homogénea, que
alimentó en su hora al radicalismo, cuya representación
está fragmentada de modo artificial. Es bastante evidente que
Alfonsín, Binner y Carrió no están separados tanto porque
piensen distinto, sino porque quieren lo mismo. Convendría releer a
Freud, quien definía como "narcisismo de las pequeñas
diferencias" a la obsesión de los que quieren distinguirse de lo
más familiar y parecido.
Si las estrategias de la oposición tienen bastante de
quimérico es porque se sostienen sobre una misma falla: un tedioso
menosprecio sobre la capacidad de la voluntad en la política. El
mayor pecado de la oposición radica en la suposición de que se
puede llegar al poder por el mero aprovechamiento de una escena
organizada por otro. Por las calamidades del Gobierno, por la llegada de
un redentor, por la fractura del PJ o por la influencia de la prensa.
Detrás de esa fantasía hay una renuncia grave. Es la renuncia
a construir la escena, la renuncia a intervenir en el curso de la
historia..
***
Últimas notas de Elecciones 2011
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 22:59:53 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:09:23 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse ...
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:05:53 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:02:16 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:04:20 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:13:29 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:11:54 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-18 23:10:52 UTC
Permalink
El caso Zaffaroni
Si bien corresponde que prevalezca la presunción de inocencia, la
instancia del juicio político no debería demorarse
Comentá0
**********
Una denuncia formulada ante la Procuración General de la
Nación por la organización no gubernamental La Alameda,
respetada institución que se especializa en combatir la trata de
personas, ha conmovido a la opinión pública. Según esa
fundada presentación, por lo menos cinco departamentos de propiedad
de un ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación estaban
siendo utilizados como prostíbulos.
El juez denunciado a tenor del dominio registrado de los inmuebles,
Eugenio Zaffaroni, se ha defendido con la argumentación de que
desconocía que en ellos funcionaban prostíbulos. Hace ya casi
un mes que el caso tomó estado público. La decana de la
Facultad de Derecho de la UBA abrió las puertas de esa casa para
que el rector de la Universidad de Buenos Aires, representantes de
instituciones profesionales y de organismos defensores de los derechos
humanos se pronunciaran en apoyo del magistrado. El rector Rubén
Hallú, arrogándose una representatividad que no tiene, le dijo
sentidamente: "Esta universidad, esta comunidad de 400.000 personas lo
respalda totalmente". En los partidos de oposición, ámbitos en
los que se considera a Zaffaroni como el juez de la Corte más
identificado con el gobierno kirchnerista, se llegó, en cambio, a
pedir su renuncia.
Habrá que preservar la circunspección que el delicado caso
merece antes de abrir un juicio definitivo. El Congreso de la
Nación es el ámbito para dirimir un asunto de esta naturaleza
y el magistrado debe contar con todos los instrumentos y tiempos
apropiados para justificar su rechazo, que ya ha anticipado, a los
cargos que se le formulan, si bien ha admitido que en algunos de sus
departamentos habrían funcionado prostíbulos. Será una
manera de afirmar principios esenciales del derecho y las garantías
individuales, y al mismo tiempo sentar una lección de alcance
general, cuando desde el Gobierno se lanzan gravísimas
imputaciones, como parte de conveniencias políticas subalternas,
contra quienes han cuestionado el proceder del miembro de la Corte. Las
investigaciones que condujeron al escándalo instalado se remontan a
un incidente que habría ocurrido en 2008, cuando un allegado a
Zaffaroni apareció relacionado con la instalación de un
prostíbulo. En 2009, La Alameda radicó una denuncia penal
sobre el presunto funcionamiento de una supuesta red de proxenetismo en
613 inmuebles de la Capital y se constató más tarde que
algunos pertenecerían a Zaffaroni. Gustavo Vera, titular de La
Alameda, informó que sólo ayer, transcurridos dos años de
aquella denuncia, fue citado por la Justicia para ratificarla.
Hace tres semanas, los hechos cobraron masiva difusión y plantearon
un debate sobre la conducta que se espera de los jueces. Sin abordar
necesariamente el caso de Zaffaroni, cabe hacer algunas reflexiones, y
la primera es que hay debilidades humanas que se pueden perdonar a un
ciudadano del común e, incluso, a muchos funcionarios
públicos. Pero esa misma condescendencia resulta difícil de
articular cuando se trata de magistrados, y más aún si son
integrantes del más alto tribunal de justicia de la Nación.
Allí se resumen, en última instancia, la suerte de nuestras
libertades, el honor y el derecho a la propiedad y la constitucionalidad
de las leyes y actos de gobierno, como también la preservación
de las bases esenciales del Estado de Derecho. Al decir de Aharon Barak,
prestigioso ex presidente de la Suprema Corte de Israel, la judicatura
no es sólo un trabajo, sino un modo de vida. De allí que los
jueces deban siempre ser particularmente celosos y ordenados en sus
vidas y cuestiones personales, para proteger de esa manera su
reputación. La confianza de los ciudadanos en sus magistrados
supone un mínimo de orden y tranquilidad respecto de las conductas
personales.
Hace algunos años, en una obra muy difundida sobre la judicatura,
el célebre jurista italiano Piero Calamandrei advertía que los
jueces son, en rigor, como los miembros de una orden religiosa: cada uno
de ellos tiene que ser un ejemplo de virtud, pues de lo contrario los
creyentes pierden la fe. Si, lejos de dar ejemplo de comportamiento
intachable, un alto magistrado daña, por acción u
omisión, la confianza que la sociedad ha depositado en él, la
imagen de la Justicia toda queda lastimada. Es decir que se convierte en
un tema de gravedad institucional.
La magistratura supone no sólo un mínimo de austeridad, sino
también de tranquilidad respecto de la propia conciencia, de modo
que ninguno de sus actos contradiga ni lastime la importancia de la
misión que se le ha confiado. Esto exige, entre otras cosas, no
ignorar lo que sucede con sus bienes. Por eso, algunos códigos de
conducta judicial disponen expresamente que los jueces no sólo
tienen que evitar la incorrección, sino también hasta las
meras apariencias de que no actúan de acuerdo con las normas
básicas de la moral, en todas sus actividades. Por desgracia, las
primeras reacciones públicas de Zaffaroni resultaron impropias de
un juez del máximo tribunal, al acusar al periodismo de haberse
ensañado con él. Como el propio Zaffaroni ha admitido, los
hechos denunciados serían ciertos y quedarían, por lo tanto,
fuera de discusión. Lo que aún resta conocer, a casi un mes de
haberse hecho público el caso, son las fundadas y documentadas
explicaciones que indefectiblemente debe brindar el magistrado.
Como ha señalado el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos
Aires, esas explicaciones debe brindarlas en el marco de un juicio
político en el Congreso, tal como prevé la Constitución
para los jueces de la Corte, con la debida transparencia. Hasta que
llegue ese momento, debe prevalecer sin ninguna restricción la
plena presunción de inocencia. En cambio, lo que de ninguna manera
debe admitirse es que se postergue esa instancia o, peor aún, que
no se lleve a cabo. Sería la peor solución para Zaffaroni y,
más aún, para la ya muy cuestionada credibilidad de nuestra
Justicia.. últimas notas de Caso Zaffaroni
http://www.lanacion.com.arPolítica
TORREBLANCA®
2011-08-18 23:25:04 UTC
Permalink
Post by Viejo Vizcacha
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
VV
dificilmente ningun gobierno del mundo quiera que la salud, la
vivienda, la educacion, el empleo, la energia electrica, el agua
potable, la seguridad ciudadana, la moneda, la economia, los
alimentos, el metro, el PIB y demas asuntos de estado anden como " lo
mismo que chavez " ........ sin duda alguna.
Claudio Vargas
2011-08-18 23:46:56 UTC
Permalink
Excelente, hagamos lo mismo que Chávez en términos comerciales. Está un poco
difícil que Chile pueda vender el 80% de lo que produce a los estados
unidos, pero lo podemos intentar.
Viejo Vizcacha
2011-08-19 00:16:23 UTC
Permalink
Post by Claudio Vargas
Excelente, hagamos lo mismo que Chávez en términos comerciales. Está un
poco difícil que Chile pueda vender el 80% de lo que produce a los
estados unidos, pero lo podemos intentar.
¿Y para qué quiere Chile vender a un país en bancarrota que no puede
siquiera empezar la reconstrucción de Nueva Orleans a 6 años de su
destrucción, cuando tiene la posibilidad de vender a China, India,
Japón, Taiwán y otros países de la zona del Pacífico a Índico?
Justamente, la mayor limitación que Venezuela tiene es que produce un
petróleo de baja calidad que necesita de refinerías especiales, y además
está envfocando al Caribe, y no tiene salida al Pacífico, a menos que
use el Canal que USA tiene en Panamá.


VV
TORREBLANCA®
2011-08-19 00:48:29 UTC
Permalink
Post by Viejo Vizcacha
Post by Claudio Vargas
Excelente, hagamos lo mismo que Chávez en términos comerciales. Está un
poco difícil que Chile pueda vender el 80% de lo que produce a los
estados unidos, pero lo podemos intentar.
¿Y para qué quiere Chile vender a un país en bancarrota que no puede
siquiera empezar la reconstrucción de Nueva Orleans
bueno, pero es lo que hace hugo chavez.......senior, recapacite,
piense primero en lo que escribe, o vamos a tener que darnos cuenta de
que ud es un perfecto idiota caramba, esta bien que ud sea un patan
pero que lo evidencia tan crudamente pues da verguenza ajena. ud acaba
de arengar al mundo a que IMITE AL GORILA CHAVEZ, lo pone de ejemplo
de buen proceder, a su juicio e interes personal claro, y le responden
ironicamente que dificilmente una nacion entre en eso de venderle el
80% de lo que produce a los usa y ud de pendejo e imbecil sale
defendiendo la posicion, precisamente la que ud mismo propone, que
imiten a chavez, pero es que chavez vende su produccion a los usa amen
del que le regala a su homologo, mentor y guia el troglodita de cuba.
RLunfa
2011-08-19 01:51:27 UTC
Permalink
Post by Claudio Vargas
Excelente, hagamos lo mismo que Chávez en términos comerciales. Está un
poco difícil que Chile pueda vender el 80% de lo que produce a los
estados unidos, pero lo podemos intentar.
El oro sube exponencialmente y el cobre fluctúa.
De seguir así, a Chile le comprarán sus minas con un diente de oro de
Torregarcha.

RLunfa
RLunfa
2011-08-19 01:49:19 UTC
Permalink
Post by Viejo Vizcacha
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174771-2011-08-18.html
VV
Mäs que plausible medida, aunque opino que no sólo debe tomarse con el
oro - valor de reserva estratégica por excelencia en pleno curro
capitalista global - sino también con todos los recursos estratégicos.

RLunfa
Petry F
2011-08-19 23:27:13 UTC
Permalink
http://www.urgente24.com/noticias/val/12964/ficha.html
La Corporación de Abogados Católicos
|19/08/2011
Compartir Urgente24
***************88   
Inquietudes en la Corporación de Abogado Católicos "No basta que la
mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo" es la
frase que Plutarco adjudicó a Julio César. 
******
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Corporación de Abogados
Católicos 'San Alfonso María de Ligorio' fue fundada y reconocida el
04/12/1935, con sede en el Convento de las Congregación del
Santísimo Redentor, Iglesia de Nuestra Señora de Las Victorias. Su
primer asesor espiritual fue el sacerdote Federico Grote.   
Atilio Rinaldi fue su 1er. presidente. Luego, Lorenzo J. Butler, Juan R.
Llerena Amadeo/Julio César Otaegui, Ambrosio Romero Carranza, Alberto
E. Solanet, Francisco J. Fornieles (con Solanet hizo la gestión ante
la Fundación Perez Companc para comprar la sede actual), Lucas J.
Lennon y Luis Casares. Ahora es Eduardo Bieule.  
Su vicepresidente es Eduardo A. Sambrizzi, quien no es el Eduardo
Sambrizzi del estudio Trevisan sino su padre.  
Sambrizzi padre logró visibilidad ante la opinión pública durante
su vigorosa oposición al matrimonio entre personas de igual sexo,
ocasión en la que demostró su conocimiento del Código Civil y del
Derecho de Familia. 
 
Esa preparacion fue corroborada en debates tales como el de Sambrizzi
con Gustavo López, letrado patrocinante de la Federación Argentina
de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt).  
Durante una entrevista que le concedió a la versión argentina de la
revista Newsweek, Sambrizzi explicó haber sido profesor en la UBA,
vivir en San Isidro, ir los domingos a misa y que se oponía al
matrimonio entre gays en los siguientes terminos: "Sería asimilar lo
que es inasimilable. Sería desperfilar el matrimonio. El matrimonio ya
sería una especie de chicle, que se podría estirar: cualquiera
podría casarse. Y no, el matrimonio es 'algo', no tendríamos por
qué darle cabida a cualquier tipo de unión. Es como si usted dijera:
vamos a darle cabida al matrimonio de dos chicos menores de edad, de 5
años." 
*** 
Por todo eso sorprendió en medios judiciales de San Isidro que el
estudio de Sambrizzi resultara mencionado en la defensa de un demandado
ante la Justicia en lo Criminal, en el Tribunal de Familia Nº 2,
Juzgado de Garantías Nº 5 Departamental, por la posible comisión
del delito de pedofilia.
 ***
"No, debe ser una confusión que merece la pena aclararse", dijeron.
 
Resulta más conocido que Sambrizzi aparece citado en la defensa de un
acusado de participar en el eventual pago de sobornos a empresas
extranjeras para la obtención de contratos con el Estado
Nacional/Armada Argentina, en el marco del Proyecto Patrullero
Multiocéanico.
 *******
Pero ¿cuál es la curiosidad si, en definitiva, los abogados estudian
para ganarse la vida patrocinando toda clase de casos?  
Que los objetivos de la Corporación de Abogados Católicos, cuya
autoridad Nº2 es Sambrizzi, son:
 ***    
"A) Proveer al Bien Común mediante la asunción de los valores
morales contenidos en la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia
Católica, intentando que estos regulen las acciones de los individuos
y de la sociedad.
B) Defender y difundir privada y públicamente los principios de dicha
doctrina y de dicho magisterio.
C) Contribuir al mejoramiento del orden jurídico positivo sobre la
base de los principios del Derecho Natural. D)Defender a los socios en
el ejercicio de sus actividades profesionales y representarlos ante el
Estado y las demás sociedades intermedias y particulares.
E) Establecer relación con otras asociaciones o personas jurídicas
dentro y fuera del país para el mejor cumplimiento de los fines
expuestos."
 *****
Resultaría muy importante, afirman en medios de la propia
Corporación, que Sambrizzi les aclarase el tema en trámite en San
Isidro. La pedofilia es una aberración que merece una enérgica
condena de parte de las personas de convicciones morales, han
deslizado. 
 ****
De paso, aqui se cita el artículo 9º del estatuto de la
Corporación:
 
"Exclusión. La Junta Directiva podrá decidir la separación de un
socio cuando éste contraviniese el Estatuto y reglamentos, o no
ajusara su actividad pública o su conducta a las normas de la Iglesia
y de la Corporación. De los cargos que se formulen se dará vista al
imputado y se asegurará su legítima defensa. La resolución que se
dicte será apelable dentro de los quince (15) días de notificada,
ante la primera Asamblea Ordinaria o Extraordinaria que se efectúe. El
recurso se concede al solo efecto devolutivo.
Petry F
2011-08-19 23:31:19 UTC
Permalink
http://www.urgente24.com/noticias/val/12964/ficha.html
La Corporación de Abogados Católicos
|19/08/2011
Compartir Urgente24
***************88   
Inquietudes en la Corporación de Abogado Católicos "No basta que la
mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo" es la
frase que Plutarco adjudicó a Julio César. 
******
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Corporación de Abogados
Católicos 'San Alfonso María de Ligorio' fue fundada y reconocida el
04/12/1935, con sede en el Convento de las Congregación del
Santísimo Redentor, Iglesia de Nuestra Señora de Las Victorias. Su
primer asesor espiritual fue el sacerdote Federico Grote.   
Atilio Rinaldi fue su 1er. presidente. Luego, Lorenzo J. Butler, Juan R.
Llerena Amadeo/Julio César Otaegui, Ambrosio Romero Carranza, Alberto
E. Solanet, Francisco J. Fornieles (con Solanet hizo la gestión ante
la Fundación Perez Companc para comprar la sede actual), Lucas J.
Lennon y Luis Casares. Ahora es Eduardo Bieule.  
Su vicepresidente es Eduardo A. Sambrizzi, quien no es el Eduardo
Sambrizzi del estudio Trevisan sino su padre.  
Sambrizzi padre logró visibilidad ante la opinión pública durante
su vigorosa oposición al matrimonio entre personas de igual sexo,
ocasión en la que demostró su conocimiento del Código Civil y del
Derecho de Familia. 
 
Esa preparacion fue corroborada en debates tales como el de Sambrizzi
con Gustavo López, letrado patrocinante de la Federación Argentina
de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt).  
Durante una entrevista que le concedió a la versión argentina de la
revista Newsweek, Sambrizzi explicó haber sido profesor en la UBA,
vivir en San Isidro, ir los domingos a misa y que se oponía al
matrimonio entre gays en los siguientes terminos: "Sería asimilar lo
que es inasimilable. Sería desperfilar el matrimonio. El matrimonio ya
sería una especie de chicle, que se podría estirar: cualquiera
podría casarse. Y no, el matrimonio es 'algo', no tendríamos por
qué darle cabida a cualquier tipo de unión. Es como si usted dijera:
vamos a darle cabida al matrimonio de dos chicos menores de edad, de 5
años." 
*** 
Por todo eso sorprendió en medios judiciales de San Isidro que el
estudio de Sambrizzi resultara mencionado en la defensa de un demandado
ante la Justicia en lo Criminal, en el Tribunal de Familia Nº 2,
Juzgado de Garantías Nº 5 Departamental, por la posible comisión
del delito de pedofilia.
 ***
"No, debe ser una confusión que merece la pena aclararse", dijeron.
 
Resulta más conocido que Sambrizzi aparece citado en la defensa de un
acusado de participar en el eventual pago de sobornos a empresas
extranjeras para la obtención de contratos con el Estado
Nacional/Armada Argentina, en el marco del Proyecto Patrullero
Multiocéanico.
 *******
Pero ¿cuál es la curiosidad si, en definitiva, los abogados estudian
para ganarse la vida patrocinando toda clase de casos?  
Que los objetivos de la Corporación de Abogados Católicos, cuya
autoridad Nº2 es Sambrizzi, son:
 ***    
"A) Proveer al Bien Común mediante la asunción de los valores
morales contenidos en la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia
Católica, intentando que estos regulen las acciones de los individuos
y de la sociedad.
B) Defender y difundir privada y públicamente los principios de dicha
doctrina y de dicho magisterio.
C) Contribuir al mejoramiento del orden jurídico positivo sobre la
base de los principios del Derecho Natural. D)Defender a los socios en
el ejercicio de sus actividades profesionales y representarlos ante el
Estado y las demás sociedades intermedias y particulares.
E) Establecer relación con otras asociaciones o personas jurídicas
dentro y fuera del país para el mejor cumplimiento de los fines
expuestos."
 *****
Resultaría muy importante, afirman en medios de la propia
Corporación, que Sambrizzi les aclarase el tema en trámite en San
Isidro. La pedofilia es una aberración que merece una enérgica
condena de parte de las personas de convicciones morales, han
deslizado. 
 ****
De paso, aqui se cita el artículo 9º del estatuto de la
Corporación:
 
"Exclusión. La Junta Directiva podrá decidir la separación de un
socio cuando éste contraviniese el Estatuto y reglamentos, o no
ajusara su actividad pública o su conducta a las normas de la Iglesia
y de la Corporación. De los cargos que se formulen se dará vista al
imputado y se asegurará su legítima defensa. La resolución que se
dicte será apelable dentro de los quince (15) días de notificada,
ante la primera Asamblea Ordinaria o Extraordinaria que se efectúe. El
recurso se concede al solo efecto devolutivo.
Adry S
2011-08-20 23:12:43 UTC
Permalink
LA CORPORACIÓN DE ABOGADOS COTÓLICOS DE ARGENTINA † ...

Group: soc.culture.argentina Date: Fri, Aug 19, 2011, 7:31pm From:
***@webtv.net (Petry F)
http://www.urgente24.com/noticias/val/12964/ficha.html La Corporación
de Abogados Católicos
|19/08/2011
Compartir Urgente24
***************88   
Inquietudes en la Corporación de Abogado Católicos "No basta que la
mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo" es la
frase que Plutarco adjudicó a Julio César. 
******
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Corporación de Abogados
Católicos 'San Alfonso María de Ligorio' fue fundada y reconocida el
04/12/1935, con sede en el Convento de las Congregación del
Santísimo Redentor, Iglesia de Nuestra Señora de Las Victorias. Su
primer asesor espiritual fue el sacerdote Federico Grote.    Atilio
Rinaldi fue su 1er. presidente. Luego, Lorenzo J. Butler, Juan R.
Llerena Amadeo/Julio César Otaegui, Ambrosio Romero Carranza, Alberto
E. Solanet, Francisco J. Fornieles (con Solanet hizo la gestión ante
la Fundación Perez Companc para comprar la sede actual), Lucas J.
Lennon y Luis Casares. Ahora es Eduardo Bieule.   Su vicepresidente es
Eduardo A. Sambrizzi, quien no es el Eduardo Sambrizzi del estudio
Trevisan sino su padre.   Sambrizzi padre logró visibilidad ante la
opinión pública durante su vigorosa oposición al matrimonio entre
personas de igual sexo, ocasión en la que demostró su conocimiento
del Código Civil y del Derecho de Familia. 
 
Esa preparacion fue corroborada en debates tales como el de Sambrizzi
con Gustavo López, letrado patrocinante de la Federación Argentina
de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt).   Durante una
entrevista que le concedió a la versión argentina de la revista
Newsweek, Sambrizzi explicó haber sido profesor en la UBA, vivir en
San Isidro, ir los domingos a misa y que se oponía al matrimonio entre
gays en los siguientes terminos: "Sería asimilar lo que es
inasimilable. Sería desperfilar el matrimonio. El matrimonio ya
sería una especie de chicle, que se podría estirar: cualquiera
podría casarse. Y no, el matrimonio es 'algo', no tendríamos por
qué darle cabida a cualquier tipo de unión. Es como si usted dijera:
vamos a darle cabida al matrimonio de dos chicos menores de edad, de 5
años." 
*** 
Por todo eso sorprendió en medios judiciales de San Isidro que el
estudio de Sambrizzi resultara mencionado en la defensa de un demandado
ante la Justicia en lo Criminal, en el Tribunal de Familia Nº 2,
Juzgado de Garantías Nº 5 Departamental, por la posible comisión
del delito de pedofilia.
 ***
"No, debe ser una confusión que merece la pena aclararse", dijeron.
 
Resulta más conocido que Sambrizzi aparece citado en la defensa de un
acusado de participar en el eventual pago de sobornos a empresas
extranjeras para la obtención de contratos con el Estado
Nacional/Armada Argentina, en el marco del Proyecto Patrullero
Multiocéanico.
 *******
Pero ¿cuál es la curiosidad si, en definitiva, los abogados estudian
para ganarse la vida patrocinando toda clase de casos?   Que los
objetivos de la Corporación de Abogados Católicos, cuya autoridad
Nº2 es Sambrizzi, son:
 ***    
"A) Proveer al Bien Común mediante la asunción de los valores
morales contenidos en la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia
Católica, intentando que estos regulen las acciones de los individuos
y de la sociedad.
B) Defender y difundir privada y públicamente los principios de dicha
doctrina y de dicho magisterio.
C) Contribuir al mejoramiento del orden jurídico positivo sobre la
base de los principios del Derecho Natural. D)Defender a los socios en
el ejercicio de sus actividades profesionales y representarlos ante el
Estado y las demás sociedades intermedias y particulares.
E) Establecer relación con otras asociaciones o personas jurídicas
dentro y fuera del país para el mejor cumplimiento de los fines
expuestos."
 *****
Resultaría muy importante, afirman en medios de la propia
Corporación, que Sambrizzi les aclarase el tema en trámite en San
Isidro. La pedofilia es una aberración que merece una enérgica
condena de parte de las personas de convicciones morales, han
deslizado. 
 ****
De paso, aqui se cita el artículo 9º del estatuto de la
Corporación:
 
"Exclusión. La Junta Directiva podrá decidir la separación de un
socio cuando éste contraviniese el Estatuto y reglamentos, o no
ajusara su actividad pública o su conducta a las normas de la Iglesia
y de la Corporación. De los cargos que se formulen se dará vista al
imputado y se asegurará su legítima defensa. La resolución que se
dicte será apelable dentro de los quince (15) días de notificada,
ante la primera Asamblea Ordinaria o Extraordinaria que se efectúe. El
recurso se concede al solo efecto devolutivo.
Adry S
2011-08-20 23:13:32 UTC
Permalink
LA CORPORACIÓN DE ABOGADOS COTÓLICOS DE ARGENTINA † ...

Group: soc.culture.argentina Date: Fri, Aug 19, 2011, 7:31pm From:
***@webtv.net (Petry F)
http://www.urgente24.com/noticias/val/12964/ficha.html La Corporación
de Abogados Católicos
|19/08/2011
Compartir Urgente24
***************88   
Inquietudes en la Corporación de Abogado Católicos "No basta que la
mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo" es la
frase que Plutarco adjudicó a Julio César. 
******
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Corporación de Abogados
Católicos 'San Alfonso María de Ligorio' fue fundada y reconocida el
04/12/1935, con sede en el Convento de las Congregación del
Santísimo Redentor, Iglesia de Nuestra Señora de Las Victorias. Su
primer asesor espiritual fue el sacerdote Federico Grote.    Atilio
Rinaldi fue su 1er. presidente. Luego, Lorenzo J. Butler, Juan R.
Llerena Amadeo/Julio César Otaegui, Ambrosio Romero Carranza, Alberto
E. Solanet, Francisco J. Fornieles (con Solanet hizo la gestión ante
la Fundación Perez Companc para comprar la sede actual), Lucas J.
Lennon y Luis Casares. Ahora es Eduardo Bieule.   Su vicepresidente es
Eduardo A. Sambrizzi, quien no es el Eduardo Sambrizzi del estudio
Trevisan sino su padre.   Sambrizzi padre logró visibilidad ante la
opinión pública durante su vigorosa oposición al matrimonio entre
personas de igual sexo, ocasión en la que demostró su conocimiento
del Código Civil y del Derecho de Familia. 
 
Esa preparacion fue corroborada en debates tales como el de Sambrizzi
con Gustavo López, letrado patrocinante de la Federación Argentina
de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt).   Durante una
entrevista que le concedió a la versión argentina de la revista
Newsweek, Sambrizzi explicó haber sido profesor en la UBA, vivir en
San Isidro, ir los domingos a misa y que se oponía al matrimonio entre
gays en los siguientes terminos: "Sería asimilar lo que es
inasimilable. Sería desperfilar el matrimonio. El matrimonio ya
sería una especie de chicle, que se podría estirar: cualquiera
podría casarse. Y no, el matrimonio es 'algo', no tendríamos por
qué darle cabida a cualquier tipo de unión. Es como si usted dijera:
vamos a darle cabida al matrimonio de dos chicos menores de edad, de 5
años." 
*** 
Por todo eso sorprendió en medios judiciales de San Isidro que el
estudio de Sambrizzi resultara mencionado en la defensa de un demandado
ante la Justicia en lo Criminal, en el Tribunal de Familia Nº 2,
Juzgado de Garantías Nº 5 Departamental, por la posible comisión
del delito de pedofilia.
 ***
"No, debe ser una confusión que merece la pena aclararse", dijeron.
 
Resulta más conocido que Sambrizzi aparece citado en la defensa de un
acusado de participar en el eventual pago de sobornos a empresas
extranjeras para la obtención de contratos con el Estado
Nacional/Armada Argentina, en el marco del Proyecto Patrullero
Multiocéanico.
 *******
Pero ¿cuál es la curiosidad si, en definitiva, los abogados estudian
para ganarse la vida patrocinando toda clase de casos?   Que los
objetivos de la Corporación de Abogados Católicos, cuya autoridad
Nº2 es Sambrizzi, son:
 ***    
"A) Proveer al Bien Común mediante la asunción de los valores
morales contenidos en la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia
Católica, intentando que estos regulen las acciones de los individuos
y de la sociedad.
B) Defender y difundir privada y públicamente los principios de dicha
doctrina y de dicho magisterio.
C) Contribuir al mejoramiento del orden jurídico positivo sobre la
base de los principios del Derecho Natural. D)Defender a los socios en
el ejercicio de sus actividades profesionales y representarlos ante el
Estado y las demás sociedades intermedias y particulares.
E) Establecer relación con otras asociaciones o personas jurídicas
dentro y fuera del país para el mejor cumplimiento de los fines
expuestos."
 *****
Resultaría muy importante, afirman en medios de la propia
Corporación, que Sambrizzi les aclarase el tema en trámite en San
Isidro. La pedofilia es una aberración que merece una enérgica
condena de parte de las personas de convicciones morales, han
deslizado. 
 ****
De paso, aqui se cita el artículo 9º del estatuto de la
Corporación:
 
"Exclusión. La Junta Directiva podrá decidir la separación de un
socio cuando éste contraviniese el Estatuto y reglamentos, o no
ajusara su actividad pública o su conducta a las normas de la Iglesia
y de la Corporación. De los cargos que se formulen se dará vista al
imputado y se asegurará su legítima defensa. La resolución que se
dicte será apelable dentro de los quince (15) días de notificada,
ante la primera Asamblea Ordinaria o Extraordinaria que se efectúe. El
recurso se concede al solo efecto devolutivo.

Petry F
2011-08-19 23:48:50 UTC
Permalink
Ratifican que desviaron materiales de construcciÓn al country de
Schoklender
Por Adrián Ventura LA NACION
**********
Un ingeniero que trabaja en la Fundación Madres de Plaza de Mayo
declaró ante la Justicia que parte de los materiales de
construcción destinados a las viviendas sociales que tenía a
su cargo Sergio Schoklender fueron desviados. El empleado de la
Fundación, que la semana pasada declaró como testigo ante el
juez federal Norberto Oyarbide, y cuya identidad no trascendió,
afirmó que el 98 por ciento de los materiales se destinaron
efectivamente a la construcción de las casas, pero que hubo varios
envíos de materiales con otros fines. Precisó que dentro de
ese segundo grupo, un envío terminó en manos de un arquitecto
que había prestado servicios a la Fundación, otro en manos de
un peón y un tercero se desvió al barrio El Patacón de
Pilar, en el que por lo menos ocho de los 17 terrenos, sus casas,
quinchos y piletas pertenecían al círculo más íntimo
de Schoklender. De hecho, cuando inspeccionó el lugar, en junio
pasado, Oyarbide constató en persona que varias de esas
construcciones se habían levantado con los materiales que la
Fundaciónusa para levantar las viviendas sociales que se pagan con
fondos públicos. "Se ha podido observar, con toda claridad, que
[los inmuebles] están construidos con materiales que se emplean
para construir las casas de la fundación", había declarado
Oyarbide ese día. En la semana previa a esa inspección, el
testimonio de un hombre que trabaja en El Patacón había dado
una pista clave: declaró que había visto llegar camiones con
la identificación de las Madres de Plaza de Mayo, que llevaban
materiales para ampliar la casa de Pablo Schoklender (hermano de Sergio
y ex empleado de la fundación); para levantar un quincho en un
terreno de Viviana Sala, ex mujer de Sergio Schoklender, y para obras en
la casa de Eduardo González Fernández, ex director de
Sueños Compartidos, el programa de viviendas sociales de las
Madres..
Últimas notas de Política
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-19 23:50:51 UTC
Permalink
Ratifican que desviaron materiales de construcciÓn al country de
Schoklender
Por Adrián Ventura LA NACION
**********
Un ingeniero que trabaja en la Fundación Madres de Plaza de Mayo
declaró ante la Justicia que parte de los materiales de
construcción destinados a las viviendas sociales que tenía a
su cargo Sergio Schoklender fueron desviados. El empleado de la
Fundación, que la semana pasada declaró como testigo ante el
juez federal Norberto Oyarbide, y cuya identidad no trascendió,
afirmó que el 98 por ciento de los materiales se destinaron
efectivamente a la construcción de las casas, pero que hubo varios
envíos de materiales con otros fines. Precisó que dentro de
ese segundo grupo, un envío terminó en manos de un arquitecto
que había prestado servicios a la Fundación, otro en manos de
un peón y un tercero se desvió al barrio El Patacón de
Pilar, en el que por lo menos ocho de los 17 terrenos, sus casas,
quinchos y piletas pertenecían al círculo más íntimo
de Schoklender. De hecho, cuando inspeccionó el lugar, en junio
pasado, Oyarbide constató en persona que varias de esas
construcciones se habían levantado con los materiales que la
Fundaciónusa para levantar las viviendas sociales que se pagan con
fondos públicos. "Se ha podido observar, con toda claridad, que
[los inmuebles] están construidos con materiales que se emplean
para construir las casas de la fundación", había declarado
Oyarbide ese día. En la semana previa a esa inspección, el
testimonio de un hombre que trabaja en El Patacón había dado
una pista clave: declaró que había visto llegar camiones con
la identificación de las Madres de Plaza de Mayo, que llevaban
materiales para ampliar la casa de Pablo Schoklender (hermano de Sergio
y ex empleado de la fundación); para levantar un quincho en un
terreno de Viviana Sala, ex mujer de Sergio Schoklender, y para obras en
la casa de Eduardo González Fernández, ex director de
Sueños Compartidos, el programa de viviendas sociales de las
Madres..
Últimas notas de Política
http://www.lanacion.com.arPolítica
Petry F
2011-08-19 23:52:48 UTC
Permalink
Ratifican que desviaron materiales de construcciÓn al country de
Schoklender
Por Adrián Ventura LA NACION
**********
Un ingeniero que trabaja en la Fundación Madres de Plaza de Mayo
declaró ante la Justicia que parte de los materiales de
construcción destinados a las viviendas sociales que tenía a
su cargo Sergio Schoklender fueron desviados. El empleado de la
Fundación, que la semana pasada declaró como testigo ante el
juez federal Norberto Oyarbide, y cuya identidad no trascendió,
afirmó que el 98 por ciento de los materiales se destinaron
efectivamente a la construcción de las casas, pero que hubo varios
envíos de materiales con otros fines. Precisó que dentro de
ese segundo grupo, un envío terminó en manos de un arquitecto
que había prestado servicios a la Fundación, otro en manos de
un peón y un tercero se desvió al barrio El Patacón de
Pilar, en el que por lo menos ocho de los 17 terrenos, sus casas,
quinchos y piletas pertenecían al círculo más íntimo
de Schoklender. De hecho, cuando inspeccionó el lugar, en junio
pasado, Oyarbide constató en persona que varias de esas
construcciones se habían levantado con los materiales que la
Fundaciónusa para levantar las viviendas sociales que se pagan con
fondos públicos. "Se ha podido observar, con toda claridad, que
[los inmuebles] están construidos con materiales que se emplean
para construir las casas de la fundación", había declarado
Oyarbide ese día. En la semana previa a esa inspección, el
testimonio de un hombre que trabaja en El Patacón había dado
una pista clave: declaró que había visto llegar camiones con
la identificación de las Madres de Plaza de Mayo, que llevaban
materiales para ampliar la casa de Pablo Schoklender (hermano de Sergio
y ex empleado de la fundación); para levantar un quincho en un
terreno de Viviana Sala, ex mujer de Sergio Schoklender, y para obras en
la casa de Eduardo González Fernández, ex director de
Sueños Compartidos, el programa de viviendas sociales de las
Madres..
Últimas notas de Política
http://www.lanacion.com.arPolítica
Continúe leyendo en narkive:
Loading...